¡Estamos en las calles… Libres e Iguales!

Campaña ONU “Libres & Iguales” participó en la Marcha del Orgullo 2019.

Libres & Iguales, la campaña de Naciones Unidas para promover la igualdad de derechos y el trato equitativo de las personas LGBTI, estuvo representada este año en la Marcha del Orgullo en Lima por un significativo número de personas que trabajan en el Sistema de las Naciones Unidas en el Perú.

Identificados por el mensaje “Naciones Unidas por la Igualdad LGBTI” y reafirmando el mensaje central que impulsa la campaña – Los derechos #LGBTI son Derechos Humanos –, nuestros colegas se sumaron a los miles de personas que este año recorrieron las calles del centro de la ciudad en la denominada Marcha del Orgullo LGBTI.

En la marcha participó el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar; miembros del Congreso de la República; representantes de embajadas acreditadas en el Perú; empresas privadas; así como representantes de organizaciones de la sociedad civil y colectivos LGBTI.

Una encuesta publicada recientemente por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP, mayo 2019), señala que un 40% de la población peruana está en desacuerdo con la homosexualidad. Asimismo, de acuerdo a información proporcionada por el ministerio de Educación, más de 500 casos de violencia por orientación sexual han sido reportados entre 2013 y 2019, mientras que la encuesta del Instituto Nacional de Estadística e Informática señala que un 62.7% de la población LGTBI peruana ha sufrido violencia y discriminación.

En línea con el principio universal de que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos” y que la igualdad y la no discriminación son principios básicos de los derechos humanos, Libres e Iguales recordó en la marcha que los derechos de las personas LGBTI no son derechos especiales y que tienen derecho a un trato igualitario ante la ley y a ser protegidas contra la discriminación, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

A través de redes sociales se señaló también que la falta de protección jurídica adecuada y actitudes hostiles de una parte de la población, llevan a una discriminación contra las personas LGTBI, por lo que es necesario asegurar justicia y protección para todos y todas, sin importar quiénes sean ni a quién amen.

También se enfatizó que la identidad de género y la expresión de género deben ser protegidas en las leyes contra los delitos y discursos de odio y que la cultura y las tradiciones no son una licencia para discriminar ni excusa para la violencia. La cultura y la tradición deben unirnos, no separarnos.

 

FOTOS: CINU LIMA/Gianfranco Fiorini/Favio Gonzáles