Según informe de la ONU, los refugiados ven la conectividad móvil como un recurso vital

El acceso a internet es vital para los refugiados, revela estudio de ACNUR.

Muchos refugiados consideran el acceso a un teléfono celular e internet como factores esenciales para su seguridad y protección; al igual que los alimentos, el agua y la vivienda; según un nuevo informe publicado hoy por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, junto con una empresa de consultoría en tecnología.

“En el mundo en el que vivimos hoy, la conectividad a internet y los teléfonos inteligentes pueden convertirse en un recurso vital para los refugiados que les proporciona un medio fundamental para dar y recibir información vital, comunicarse con miembros separados de la familia, ganar acceso a servicios esenciales y reconectarse con las comunidades locales, nacionales y mundiales que están alrededor de ellos”, afirmó el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, en un comunicado de prensa.

“La conectividad es lo más importante puesto que puede ayudar a ampliar las oportunidades para los refugiados con el fin de mejorar sus vidas y buscar la visión de un futuro que de lo contrario les sería negado”, añadió.

Refugiados conectados: Cómo la conectividad móvil y de internet puede mejorar el bienestar de los refugiados y transformar la acción humanitaria, es el nombre del informe publicado por la oficina del alto comisionado (ACNUR) y la empresa de servicios profesionales a nivel internacional Accenture.

Las conclusiones basadas en un estudio que se realizó en 44 países de cuatro continentes, llegan en el momento en que ocurren guerras y persecuciones que han provocado que más personas huyan de sus hogares a diferencia de cualquier otro momento desde que ACNUR comenzó a llevar registros. A finales de 2015, había 65.3 millones de personas desplazadas en todo en mundo de las cuales 21.3 millones son refugiados.

En el mundo en el que vivimos hoy, la conectividad al internet y los teléfonos inteligentes puede convertirse en un recurso vital para los refugiados.

Según el comunicado de prensa, el estudio encuentra que aunque la accesibilidad económica es a menudo una barrera para la conectividad, los refugiados que viven en las zonas urbanas suelen tener el mismo acceso a redes móviles que otras poblaciones urbanas; sin embargo, para los refugiados que están en localidades rurales, la situación es diferente porque solo una persona de cada seis se encuentra en un área con cobertura 3G (abreviación de tercera generación de telefonía móvil inalámbrica), además una persona de cada cinco no cuenta con acceso alguno a redes móviles, estadísticas considerablemente inferiores a las de la población en general.

Ante la imperiosa necesidad, el estudio recomienda inversiones adicionales en tres importantes áreas, que en conjunto forman la base de la nueva Estrategia Mundial del ACNUR para la Conectividad para Refugiados. También incluye aumentar la disponibilidad de redes móviles, mejorar la accesibilidad económica y porporcionar acceso a la capacitación, contenidos digitales, así como servicios.

El informe también identifica un número de intervenciones estratégicas para ayudar a garantizar la conectividad, que van desde la asociación con operadores de redes móviles y otras tecnologías, asimismo compañías de comunicaciones para el mejoramiento de la infraestructura, mediante la orientación de las inversiones en infraestructura, así como permitir un entorno y sistema para la prestación de servicios digitales.

Traducción no oficial realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú
Lima, setiembre de 2016