Expertos de la ONU instan a legisladores israelíes a detener proyecto de ley dirigido a grupos de la sociedad civil

Tres expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas instaron hoy a legisladores israelíes a no aprobar el proyecto de ley que, en efecto, tendría en la mira a las organizaciones no gubernamentales (ONG), las cuales son detractoras de las políticas de gobierno.

Los expertos expresaron profunda preocupación porque la legislación pondría en jaque la libertad de expresión de las ONG de derechos humanos, al someterlas a severas sanciones por infracciones y desligitimándolas públicamente.

El objetivo declarado de la legislación es aumentar la transparencia al exigir a las ONG, que reciben más de la mitad de sus fondos de parte de entidades de gobiernos extranjeros, que revelen cierta información, tal como los nombres de sus donadores en todas las publicaciones destinadas o que están disponibles al público, o en cualquier apelación por escrito dirigida a un empleado público o representante público.

“La promoción de transparencia es deseable y legítima”, afirmó David Kaye, relator especial sobre la libertad de expresión. “Sin embargo, la legislación pendiente tiene la obvia intención de estar dirigida a los derechos humanos y civiles de las organizaciones, las cuales reciben la mayoría de sus fondos de entidades de gobiernos extranjeros, mientras que dejan intactas otras organizaciones que reciben, no obstante un monto substancial de fondos del extranjero por parte de particulares”.

El proyecto de ley está de nuevo ante el Knesset, después de haber pasado la primera lectura a principios de este año. La versión actual de las legislaciones parece haber eliminado algunos requisitos, tal es el caso de la necesidad de que los representantes de ONG calificadas lleven una placa de indentificación especial en el Knesset y en cualquier otro edificio del gobierno.

“Al diferenciar entre las donaciones de órganos políticos extranjeros y las donaciones provenientes de otras fuentes, el proyecto de ley probablemente acarreará que algunas ONG sean consideradas como agentes de entidades extranjeras, independientemente de cuan autónomas sean”, advirtió Maina Kiai, relator especial sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica y de asociación.

“El impacto discriminatorio de nuevos requisitos para las ONG daría lugar a la vergüenza pública de ciertas organizaciones, asimismo socavaría el carácter democrático de la sociedad civil israelí”, añadió Michel Frost, relator especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos.

Los expertos instaron a los miembros del Knesset a retirar el proyecto de ley y acatar su obligación internacional de garantizar el derecho integral y general a la libertad de expresión garantizado para todos bajo el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, junto con la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El Consejo de Derechos Humanos con sede en Ginebra nombra a expertos independientes o relatores especiales para que examinen e informen sobre la situación de un país o un tema específico de derechos humanos. Los cargos son honorarios y los expertos no son empleados de la ONU, por tal motivo tampoco se les paga por su trabajo.

Traducción no oficial realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú
Lima, junio de 2016