Perú: ONU Derechos Humanos reconoce aprobación de ley de búsqueda de desaparecidos y aguarda promulgación

SANTIAGO (16 de junio de 2016) – La Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) expresó su reconocimiento al “notable avance de derechos humanos” que significa para Perú la aprobación del proyecto de Ley de Búsqueda de Personas Desaparecidas por parte del pleno del Congreso de la República. “Esta aprobación por parte del Congreso del Perú demuestra su profundo rechazo a las desapariciones forzadas, uno de los crímenes más aberrantes contra la dignidad humana, los derechos y las libertades fundamentales”, señaló el Representante del ACNUDH en América del Sur, Amerigo Incalcaterra.

Citando una reciente declaración conjunta de expertos internacionales de la ONU sobre desapariciones forzadas y promoción de la verdad, justicia, reparación y no repetición sobre Perú, Incalcaterra afirmó que “este acto legislativo es a la vez una esperanza y un reconocimiento al dolor de las víctimas y sus familiares, muchos de los cuales llevan más de 30 años esperando conocer el destino de sus seres queridos”, añadió.
El Representante Regional reconoció también que el Estado peruano -a través del Poder Ejecutivo y Legislativo- ha dado muestras irrefutables de su voluntad para adecuar su ordenamiento nacional a los estándares internacionales en derechos humanos, especialmente en relación a las víctimas de desapariciones forzadas y sus familias.

“La ratificación de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas y de la competencia del Comité de expertos que supervisa su aplicación a nivel mundial, así como la reciente aprobación de este proyecto de ley -que cuenta con el consenso de las organizaciones y familiares de víctimas- son ejemplos para toda la región”, aseguró Incalcaterra.
Al respecto, el Representante del ACNUDH recordó al Poder Ejecutivo la “oportunidad histórica” de promulgar una norma de alto impacto para la vida de miles de peruanos y peruanas, así como para la sociedad en general, en su camino hacia la reconciliación.

“Aguardamos confiados la pronta promulgación de la norma por parte del Presidente de la República, con la certeza de que este acto sellará el compromiso con los derechos humanos mostrado durante su administración frente al país y la comunidad internacional, y sobre todo con las víctimas de la violencia durante el período 1980-2000”.

FIN