El costo humano de las crisis de Iraq es “devastador” advierte jefe adjunto de oficina de socorro de la ONU

Un funcionario superior de la oficina de socorro de la ONU ha advertido que la situación humanitaria en Iraq se ha agravado de manera “dramática” e instó hoy a un mayor apoyo internacional para ayudar a millones de personas en necesidad y para reconstruir las zonas retomadas del Estado Islámico de Iraq y el Levante (ISIL) para que la gente pueda volver a sus hogares “voluntariamente y con seguridad.”

“El costo humano de la crisis es devastador. Estamos extremadamente preocupados de que todos los indicadores apunten hacia un dramático agravamiento de la situación en los próximos meses,” dijo Kyung-wha Kang, asistente del secretario general para asuntos humanitarios en un comunicado de prensa emitido por la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Según el comunicado emitido, la señora Kang visitó Bagdad y Erbil para discutir la crisis humanitaria, donde habló con mujeres “que habían perdido prácticamente todo”. Ella se encuentra en estos momentos de visita en la región, que incluirá paradas en Jordania y en Turquía antes de finalizar el domingo 6 de diciembre.

La señora Kang subrayó que responder a las necesidades básicas de estas personas requerirá mayor capacidad, así como mejorar el acceso y la seguridad es de máxima importancia, agregando que la inseguridad “pone todas las acciones humanitarias de Iraq en peligro.”

Expresando su preocupación por el impacto de la crisis económica en la región de Kurdistán e Iraq, Kang instó a que la comunidad internacional avance y proporcione fondos urgentes para la asistencia para salvar vidas, diciendo que “si esto no ocurre, el impacto será terriblemente dañino.”

“La financiación es necesaria para mantener los programas abiertos y ayudar a reconstruir las áreas recuperadas del ISIL para que la gente pueda regresar de manera voluntaria a sus hogares,” explicó la señora Kang al final de los dos días de misión en Iraq.

Según las Naciones Unidas, casi 10 millones de personas en Iraq actualmente requieren de alguna forma de ayuda humanitaria y cerca de 3.2 millones de personas están desplazadas internamente desde enero de 2014.

Además, los cálculos de OCHA indican que los esfuerzos de respuesta de ayuda en el país están con un grave déficit de fondos obligando a los socios humanitarios a cerrar el gran número de programas para salvar vidas.

Por último, la OCHA dijo que, del altamente priorizado plan de $498 millones puesto en marcha en junio para responder a las necesidades más apremiantes de la segunda mitad de 2015, se ha recibido menos del 50%.

Traducción no Oficial realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú.
Lima, diciembre de 2015