Dpto. de Información Pública

La información, como parte del proceso de comunicación, ha sido siempre un elemento esencial para promover la unión y cooperación entre los pueblos. Un pueblo que no está informado de lo que sucede alrededor de él, difícilmente podrá comprender los problemas que afectan a sus vecinos y estará prácticamente aislado del mundo.

El intercambio de información, al tiempo de acercar a la gente, crea conciencia en los pueblos sobre el quehacer humano diario y tiende a alentar un sentimiento de mutua solidaridad. Por ello, desde su creación, Naciones Unidas concedió especial importancia a su misión de informar a los pueblos sobre el amplio y valioso trabajo que desde ese momento comenzaría a desplegar en el mundo a favor del progreso de la humanidad.

El 13 de febrero de 1946, sólo cuatro meses después de fundada la Organización, la Asamblea General, en su primera histórica sesión, adoptó la resolución Nº 13 (I) en la que precisó que “Naciones Unidas no podrá lograr los propósitos para los que fue creada a menos que los pueblos del mundo estén plenamente informados de sus objetivos y su trabajo”.

Atendiendo a esta Resolución, se creó el Departamento de Información Pública. Este fue uno de los ocho primeros departamentos que se constituyeron en el Secretariado de la Organización. Los otros siete fueron: Departamento de Asuntos del Consejo de Seguridad; Departamento de Asuntos Económicos; Departamento de Asuntos Sociales; Departamento de Administración Fiduciaria; Departamento Jurídico; Conferencia y Servicios Generales; y Servicios Administrativos-Tesorería.

Dieciséis recomendaciones contenidas en la Resolución 13 (I) fueron el punto de partida para el vasto trabajo que el nuevo Departamento pondría en marcha desde esa fecha en las áreas de: difusión y comunicación pública; servicios a la prensa y medios audiovisuales y radiales, elaboración y edición de publicaciones y producción de reportajes televisivos y radiales; exhibiciones culturales; enlace con los medios y con grupos de la sociedad civil, entre otras. Ciertamente, con el auge de las tecnologías de la información el trabajo del DPI ha ido creciendo en tareas y desafíos y abarcando áreas de la comunicación que, en 1946, acaso parecían ser solo un sueño.

En la actualidad, el Departamento de Información Pública  está encabezado por Cristina Galach, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas para Comunicaciones e Información Pública.

Los Centros de Información de las Naciones Unidas (CINUs)

Uno de los párrafos de la Resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU en Febrero de 1946, señalaba que “con el fin de asegurar que todos los pueblos del mundo reciban información lo más completa y exacta posible acerca de las Naciones Unidas, el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas debe estudiar el establecimiento de oficinas sucursales lo más pronto posible”.

En cumplimiento a ello, el naciente Departamento de Información Pública fijó como prioridad establecer una red de oficinas en todos los continentes que se encargaría de cumplir el mandato de la Asamblea General. Esta red inició sus actividades entre 1946 y 1947 con la inauguración de 10 oficinas en igual número de países. A ellas les dio el nombre que hasta ahora mantienen: Centros de Información de las Naciones Unidas(CINU).

En el presente, la red está compuesta por 60 Centros ubicados en África, Asia y el Pacífico, Europa, y el continente americano. Bajo la dirección del Departamento de Información Pública, los CINUS son la fuente principal de información de las Naciones Unidas y un vehículo importante para fomentar el interés nacional y local en los asuntos en los que la organización trabaja.

En la actualidad, los Centros cumplen la doble misión de informar a los pueblos del mundo y, al mismo tiempo, de crear conciencia e interés en la gente sobre los diversos temas que, en el mundo globalizado de hoy, están afectando, directa o indirectamente, la vida de todos nosotros.

Considerando que ahora la información y el conocimiento son también herramientas de progreso, los CINUs están comprometidos con la tarea de compartir con los pueblos del mundo la información y los estudios e investigaciones producidos por Naciones Unidas y su familia de organismos, buscando contribuir así a enriquecer el conocimiento y el potencial de los ciudadanos y, por tanto, de las naciones.

Sirviendo como vínculo entre la sede central de la ONU y los pueblos del mundo, los Centros aspiran a que todos los sectores de la sociedad se sientan cada vez más cerca de las Naciones Unidas, una organización que, como señalan las primeras palabras de su Carta, pertenece a todos los pueblos.

Los CINUs en el Mundo