VÍCTOR ANDRÉS BELAÚNDE (Perú)

Participar en los preparativos para el nacimiento de la ONU fue para Víctor Andrés Belaúnde el preludio de su relación con esta organización, en la que llegó a presidir dos sesiones de la Asamblea General, una Ordinaria y otra Extraordinaria, convirtiéndose en el único peruano en ejercer esa función.

Don Víctor Andrés nació en Arequipa, el 15 de Diciembre de 1883. Cuando finalizó sus estudios secundarios se trasladó a Lima e ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se graduó en Ciencias Políticas y en Literatura, en 1911, luego de lo cual dictó clases en la misma universidad hasta 1919.

A los 20 años de edad ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores. En 1914, viajó a Alemania como Encargado de Negocios de la Embajada peruana y al año siguiente, ocupó el mismo puesto en la Embajada peruana en Bolivia. En 1919 fue Ministro Plenipotenciario del Perú en Uruguay; en 1934 y 1935, en Colombia y en 1936 en Suiza. Paralelamente, se desenvolvió en otros campos como el de la literatura, filosofía y periodismo. En 1918 fundó el “Mercurio Peruano”, diario que dirigió en diferentes etapas.

Obligado a salir al exilio en 1921, partió hacia Estados Unidos, donde ejerció la docencia universitaria. De regreso a Lima, fue miembro en 1930 de la Asamblea Constituyente que elaboró la Carta Magna del Perú (1933), y Diputado en 1931 y 1932.

En 1945 fue designado por el Ministerio de Relaciones Exteriores como miembro de la delegación peruana que participaría en la Conferencia de San Francisco, donde se elaboró la Carta de las Naciones Unidas. Así, desde abril hasta de junio de 1945, Víctor Andrés fue testigo del nacimiento de la Organización, estando presente en el momento cumbre en que se suscribió la Carta, el 26 de Junio.

Catorce años después volvió a la ONU cuando la Asamblea General lo eligió para presidir su 14ª Sesión Ordinaria en 1959. Al año siguiente, presidió también la 4ª. Sesión Especial de Emergencia. En esta función, encabezó los debates en torno al conflicto interno ocurrido en la República del Congo.

Belaúnde falleció en Nueva York, Estados Unidos, el 14 de diciembre de 1966. Dejó como legado cientos de artículos sobre derecho, política y relaciones internacionales que dan cuenta de su vasto conocimientos en esos campos. Entre los libros que publicó figura “La Constitución inicial del Perú ante el Derecho Internacional”, considerada su obra cumbre.