Guterres urge a las naciones asiáticas a invertir contra la inequidad y el cambio climático

El Secretario General de la ONU, António Guterres. Foto: ONU/Mark Garten.

Tras reconocer los logros de la región del sureste asiático en materia de reducción de pobreza extrema, mortalidad materna e infantil y paridad de género en la educación, el titular de la ONU destacó la creciente desigualdad y el cambio climático como dos de los grandes desafíos de esos países. También citó la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres como factores esenciales para el desarrollo sostenible de la región.

El Secretario General de la ONU se dirigió este miércoles a los líderes de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) para instarlos a actuar con celeridad en el combate a la inequidad y la mitigación del cambio climático.

António Guterres participó en la reunión de la ASEAN que tiene lugar en la ciudad de Denpasar, Bali, en Indonesia, donde sostuvo que para alcanzar una globalización justa y no dejar atrás a nadie, es necesario un desarrollo sostenible que siga las pautas acordadas en la Agenda 2030.

Ese plan común constituye el camino hacia un futuro inclusivo, resiliente y seguro para todos, afirmó, agregando que los avances en esa dirección no son lo suficientemente rápidos y que aún existen muchos obstáculos para erradicar la pobreza.

Avances y desafíos

Tras reconocer los logros de la región del sureste asiático en materia de reducción de pobreza extrema, mortalidad materna e infantil y paridad de género en la educación, Guterres destacó la creciente desigualdad y el cambio climático como dos de los grandes desafíos de esos países, y llamó a la acción para afrontarlos.

“Esto significa mejorar el acceso a una educación y un sistema de salud de calidad. Significa reformar el sistema tributario, haciéndolo más equitativo y capaz de aumentar los recursos para inversiones en desarrollo sostenible. Significa ampliar el acceso a los mercados de trabajo y crear esquemas de protección social, además de proteger a la juventud asiática”, dijo.

El titular de la ONU citó también la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres como factores esenciales para el desarrollo sostenible de la región.

No es demasiado tarde

Con respecto al cambio climático, Guterres recordó que cuatro países del sureste asiático -Myanmar, Filipinas, Tailandia y Vietnam-, se cuentan entre las diez naciones del mundo más afectadas por ese fenómeno.

Podemos limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 grados. Tenemos muchas de las tecnologías que necesitamos y cada esfuerzo cuenta.

Según el más reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) esa amenaza se mueve más rápido que nosotros y el tiempo se agota, apuntó.

“Pero no es demasiado tarde. Podemos limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 grados. Tenemos muchas de las tecnologías que necesitamos y cada esfuerzo cuenta. Si duplicamos la reducción de emisiones para 2020 y limitamos el aumento de las temperaturas así sea medio grado, podremos hacer un mundo de diferencia”, aseveró.

En este contexto, el Secretario General reiteró la urgencia de tomar medidas ambiciosas y aumentar las inversionesdestinadas a la mitigación y adaptación al cambio climático.

Al final de su discurso, Guterres conminó a los líderes asiáticos y mundiales a resolver los puntos pendientes para la implementación plena del Acuerdo de París contra el Cambio Climático durante la próxima reunión en Polonia de la Conferencia de las Partes (COP24), a celebrarse en diciembre.

Por otra parte, el jefe máximo de la ONU anunció que mañana viernes visitará Palu, una localidad devastada por el terremoto y tsunami que asolaron a las islas indonesias de Célebes y Lombok, causando la muerte de más de 2000 personas, de acuerdo con cifras preliminares.

Fuente: Centro de noticias ONU.