Las Naciones Unidas se necesitan más que nunca

Miroslav Lajčák, Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el 37 ° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, hablando en el Palacio de las Naciones en Suiza. Foto: UN Photo/Violaine Martin.

A tan solo unos días de dejar el cargo, el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el eslovaco Miroslav Lajčák habló con Noticias ONU acerca de lo que fue este año al mando del organismo, sus logros y lo que considera deberá continuar tras su partida.

En medio de los desafíos que presenta el mundo actual, Miroslav Lajčák estuvo durante un año al timón de la Asamblea General de las Naciones Unidas, desde donde vio que los países del mundo están severamente divididos.

“Las Naciones Unidas se necesitan más que nunca y, sin embargo, hay gobiernos que no parecen entender eso”, manifestó Lajčák.

A pesar de las divisiones que encontró, se declaró “moderadamente satisfecho” por su labor al frente de la Asamblea General y reconoció que no era “realista esperar que podamos hacer todo en una sesión”.

Migración y paz

Sin embargo, tras su año en el puesto que dejará el 17 de septiembre, Lajčák destacó que en su mandato se llegó a acordar un pacto mundial para la migración y el énfasis se puso en prevenir conflictos y mantener la paz.

“La migración es una realidad”, aseveró. “No hay una sola persona que niegue que la migración se está llevando a cabo ahora, y sin embargo, no teníamos un solo documento internacional, marco o plataforma, abordando este fenómeno”.

Si bien el documento no se ha adoptado, Lajčák dijo que su misión es ayudar a los Gobiernos de los Estados miembros a tener un conjunto de principios y recomendaciones sobre cómo abordar la migración.

“Queremos ayudarlos a pasar de la reacción a la acción, del modo reactivo al modo proactivo, y obviamente, para tratar de canalizar la migración a un estado que se llama seguro, ordenado y regular”, señaló.

Diálogo de Jóvenes

Una de las iniciativas de Lajčák ha sido el acercarse a la juventud. Para eso, además de escribir editoriales para publicaciones como Teen Vogue, el presidente del máximo órgano deliberativo de la ONU creó el foro “Diálogo de Jóvenes” en mayo. El evento ofreció una plataforma para que los jóvenes compartieran sus perspectivas del mundo y el desempeño de las Naciones Unidas.

“Los jóvenes hablaron abiertamente, con sinceridad, sobre temas particularmente relacionados con las perspectivas de educación de calidad, empleo y prevención de la radicalización. Me sentí muy alentado por el resultado, pero también por el ambiente de esta reunión”, señaló Lajčák.

El todavía presidente de la Asamblea General destacó que en sus viajes siempre es prioridad reunirse con jóvenes líderes, empresarios y activistas. Al mismo tiempo, destacó, sostuvo chats mensuales en Twitter.

Viajando hacia la historia

Durante este año, a Lajčák le ha tocado viajar a lugares en los que la historia del mundo se escribió, momentos que para él fueron significativos.

“Mi visita a los Juegos Olímpicos de Invierno es algo que recordaré no sólo por lo deportes sino por algo más importante: el diálogo intercoreano que estaba muy comprometido”, manifestó. “Cuando vi al equipo conjunto coreano entrar en el estadio, y cuando vi y escuché el recibimiento entusiasta de la multitud allí, ese fue un momento muy poderoso”.

Aseguró que sus viajes le brindaron “una visión fantástica” de cómo las Naciones Unidas trabajan con los gobiernos locales para abordar las necesidades de determinados Estados Miembros.

“Uno [de esos viajes] en particular, fue mi visita a Colombia porque quería ver la implementación y el funcionamiento del gran acuerdo de paz”, señaló. “Y vi el sistema en funcionamiento que está muy enfocado en cumplir con lo acordado. Entonces, eso fue muy impactante”.

Falta mayor acceso

Lajčák sostuvo que su labor, y la de sus colegas en las Naciones Unidas, es la mejora de las condiciones de vida de las personas. Por eso, tras su partida, le gustaría que su sucesora continúe con la agenda de equidad de género y empoderamiento de las mujeres, destacando que el 70 por ciento de su oficina está compuesta por mujeres.

Sin embargo, reconoció que la ONU está rezagada en cuestiones que conciernen a las personas con discapacidad.

“Realmente creo que hay un margen de mejora en para hacer que el trabajo de las Naciones Unidas y nuestras reuniones sean más accesibles para las personas con discapacidades”, señaló.

Deja el cargo, pero no se va

Lajčák terminará su mandato el 17 de septiembre, pero eso no quiere decir que se alejará mucho de las Naciones Unidas, como él mismo explica.

“Vuelvo a mi trabajo como Ministro de Asuntos Exteriores. Terminaré mi papel como presidente de la Asamblea General, y volveré aquí en mi capacidad nacional como Ministro de Relaciones Exteriores de Eslovaquia”, finalizó.

Fuente: Centro de noticias ONU.