La energía solar provee un oasis de agua potable para miles de yemeníes

Tienda de paneles solares en Yemen. Foto: Mohamed Nasser.

El proyecto de la agencia de la ONU para las migraciones es un método alternativo que combina el poder del sol, una fuente de energía renovable abundante en Yemen, con la necesidad de abastecer de agua potable a un país que ha vivido un brote de cólera recientemente debido al uso de aguas insalubres

La Organización Mundial para las Migraciones ha traspasado esta semana al Gobierno de Yemen  un proyecto de energía solar que está ayudando a suministrar aproximadamente un millón de litros de agua diariamente a 55.000 personas en un país que enfrenta escasez de este elemento.

Hace dos semanas, la energía generada por los 940 paneles solares, instalados en tres escuelas en Amanat Al Asimah en las gobernaciones de Saná, comenzó a bombear agua a los residentes de los barrios de Shu’aub, Al Madinah Al, y Sho’ob.

Yemen es un país donde el 90 por ciento de la población no tiene acceso a suficiente agua. Por ese motivo, muchas personas se ven obligadas a utilizar fuentes de agua inseguras, lo que ha contribuido al reciente brote de cólera.

El proyecto tiene como objetivo proporcionar a las comunidades afectadas por el conflicto métodos alternativos de acceso al agua potable.

Viento, sol y agua 

Un hombre y sus hijos tratando de colectar agua. Foto: OCHA/Giles Clarke.

La energía renovable, recogida a través de paneles solares, impulsa bombas de aguas profundas y sistemas de suministro de agua. Este método reduce la dependencia y los altos costos recurrentes de la tecnología basada en combustibles fósiles. Se estima que anualmente se ahorrarán 150.000 litros de diesel y 500 toneladas de emisiones de carbono gracias  a este sistema de agua menos dañino para el medio ambiente en la capital de Yemen.

El proyecto proporciona suministro de agua esencial en lugares donde el suministro y los precios del combustible y otros productos básicos se ven muy afectados por el conflicto en curso y son, en el mejor de los casos, erráticos.

Proyecto a largo plazo

Suad de 18 años pide ayuda en una avenida de la capital de Yemen con su sobrino de 4 años, cuya madre murió en el conflicto. Foto: Giles Clarke/OCHA.

Hamoud Obad, Gobernador de Saná, y Abdalah Al Hadi, el Viceministro de la Autoridad de Agua y Saneamiento se unieron a Stefano Pes, Jefe de Emergencia, Transición y Recuperación de la OIM en Yemen en la ceremonia oficial el martes en Saná.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA) de los Estados Unidos y el Gobierno de Alemania. La OIM planea expandir el proyecto a lo largo de Yemen para contribuir a la solarización sostenible en un país destrozado por la guerra.

Fuente: Centro de noticias ONU.