Guterres pide una investigación tras los enfrentamientos mortales en Gaza

António Guterres, Secretario General de la ONU, se dirige a la prensa en Nueva York. Foto: ONU/Mark Garten

El Consejo de Seguridad celebró una reunión de emergencia por lo acontecido y advirtió que la situación podría empeorar en los próximos días.

 

El Secretario General de las Naciones Unidas declaró estar profundamente preocupado por los enfrentamientos en la Franja de Gaza que causaron la muerte de al menos quince personas y dejaron un gran número de heridos.

La violencia se produjo durante una protesta palestina llamada “Marcha del Retorno”, efectuada en la frontera con Israel.

En un comunicado, António Guterres pidió una investigación independiente y transparente sobre los incidentes y llamó a las partes a que se abstengan de ejecutar cualquier acción que pueda causar más víctimas o poner peligro a los civiles.

El titular de la ONU señaló que “esta tragedia subraya la necesidad de revitalizar el proceso de paz con el objetivo de crear condiciones para una reanudación de las negociaciones que permitirán que palestinos e israelíes vivan lado a lado en paz y seguridad”. Guterres aseguró que la ONU está lista para apoyar estos esfuerzos.

Según despachos de prensa, decenas de miles de palestinos se reunieron hoy a lo largo de la frontera de Gaza con Israel para expresar su frustración en una protesta que rápidamente se tornó violenta y en la que las fuerzas israelíes acabaron matando a quince en la cerca fronteriza.

Hasta 30.000 personas llegaron temprano en el día a campamentos del lado de Gaza para escenificar lo que se anunció como el comienzo de una sentada pacífica de seis semanas. Los palestinos estaban protestando contra el bloqueo de larga data del territorio y reclamando regresar a sus hogares en lo que hoy es Israel.

Pero cuando algunos comenzaron a arrojar piedras, lanzar cócteles molotov y arrojar neumáticos en llamas sobre la valla, los israelíes respondieron con gases lacrimógenos y disparos.

Reunión del Consejo de Seguridad. Foto: ONU/Mark Garten

Reunión de emergencia

Este viernes el Consejo de Seguridad celebró una reunión de emergencia para tratar el tema, solicitada por el Representante Permanente de Kuwait.

En el encuentro, el secretario general adjunto de Asuntos Políticos de la ONU, Tayé-Brook Zerihoun, advirtió que “la situación puede deteriorarse en los próximos días.”

Zerihoun dijo además que “Israel debe cumplir sus responsabilidades según la ley internacional humanitaria y de derechos humanos” y que “la fuerza letal sólo debe usarse como último recurso.”

La Oficina del Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Medio Oriente, conocida como UNSCO, estuvo en contacto con las fuerzas de seguridad palestinas e israelíes durante las manifestaciones y continuará haciéndolo, ya que se esperan más marchas en las próximas seis semanas.

“Los acontecimientos en Gaza hoy son un nuevo y doloroso recordatorio de las consecuencias de una paz perdida entre Israel y Palestina y de la necesidad de intensificar nuestros esfuerzos en apoyo a una resolución pacífica del conflicto”, concluyó Zerihoun.