Más de tres cuartas partes de los menores en la ruta del Mediterráneo central sufren abusos

Una mujer refugiada camina por la vía del tren en Grecia con sus dos hijos. Foto: UNICEF/UN012803/Georgiev

12 de septiembre, 2017 — El 77% de los menores migrantes o refugiados que emprenden la ruta del Mediterráneo central fueron víctimas de abuso, explotación o sufrieron prácticas equiparables a la trata personas, según un informe conjunto del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) divulgado hoy.

El estudio indica que los niños y jóvenes tienen muchas más probabilidades de sufrir ese tipo de abusos que los adultos mayores de 25 años, independientemente del itinerario elegido para llegar al continente europeo.

El reporte especifica que, durante su travesía, los menores procedentes del África subsahariana son mucho más proclives a que se violen sus derechos humanos que el resto de las personas procedentes de otras partes del mundo.

UNICEF y la OIM pidieron a los países de origen, tránsito y destino de la Unión Africana y la Unión Europea que prioricen una serie de medidas para la protección de los menores.

Entre esas provisiones se llama a la creación de vías seguras, el refuerzo de los servicios de protección de migrantes durante todo el recorrido, la búsqueda de alternativas a la detención de menores en tránsito y la cooperación transfronteriza para combatir la trata y la explotación.

El informe se realizó con los testimonios de unos 22.000 migrantes y refugiados, entre ellos unos 11.000 niños y jóvenes, entrevistados por la OIM.