Perú debe respetar los derechos de las comunidades indígenas en sus planes petroleros

Bomba de petróleo. Foto (archivo): Banco Mundial/ Gennadiy Kolodkin

13 de julio, 2017 — Dos expertos independientes de la ONU le pidieron al gobierno peruano suspender las negociaciones sobre un nuevo contrato de explotación de una de las áreas petroleras más ricas del país hasta que los derechos de los pueblos indígenas estén protegidos.

Actualmente se está trabajando en un contrato de licencia para la extracción de petróleo en el área, conocida como Bloque 192, que está situada en la región norteña de Loreto en la selva amazónica.

Los relatores especiales para sustancias y desechos peligrosos, Baskut Tuncak, y sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, aseguran que este proceso no reconoce el derecho al consentimiento libre, previo e informado de las comunidades indígenas que viven en la localidad.

Los expertos resaltaron que los derrames de petróleo continúan afectando a estas poblaciones, teniendo en cuenta que Perú debe proteger y respetar los derechos a sus tierras, territorios y recursos.

El bloque 192, tiene un largo historial de contaminación, emergencias ambientales y conflictos. Los oleoductos viejos y corroídos han sufrido repetidas rupturas en los últimos años, contaminando con sustancias tóxicas fuentes de agua y alimentos. En años recientes, las protestas de las comunidades indígenas han interrumpido en numerosas ocasiones las actividades de perforación.

Baskut Tuncak tenía previsto visitar el país en mayo de 2017 por invitación del Gobierno, pero la visita se pospuso debido a una situación de emergencia por inundaciones.

“Una visita constituiría una excelente oportunidad para seguir colaborando de forma constructiva con las autoridades pertinentes. Estoy preparado para apoyar los esfuerzos del Gobierno con el fin de abordar las preocupaciones de la comunidad” declaró.