Los niños de Mosul necesitan asistencia y protección urgente

Estos dos niños forman parte de las personas que huyen de los combates en Mosul y logran llegar al campo de refugiados de Al-Hol, en el norte de Siria. Foto: UNICEF/UN037295/Soulaiman

13 de julio, 2017 — Las profundas cicatrices físicas y mentales de los niños en Mosul tomarán tiempo para sanar, subrayó este jueves UNICEF. Unos 650.000 de ellos han sobrevivido la pesadilla de los enfrentamientos y se han enfrentado a horrores en los últimos tres años. Algunos todavía siguen sufriendo la violencia que persiste en algunos puntos de la parte vieja al oeste de Mosul.

En los últimos tres días, la agencia de la ONU ha observado un aumento en el número de niños no acompañados en situación extremadamente vulnerable que llegan a instalaciones médicas y centros de recepción. Varios bebés han sido encontrados solos entre los escombros, según describió UNICEF.

UNICEF pidió mantener las necesidades y el futuro de los niños entre las prioridades en las próximas semanas y meses.

La agencia de la ONU reiteró el llamado a las partes del conflicto en Iraq a tratar a los niños como tales. Subrayó que es tiempo de que se recuperen del trauma, reúnan con sus familiares y recuperen parte de su infancia perdida.