Refugiados nigerianos regresan a una situación “peligrosamente no preparada”, advierte el jefe de la agencia de Naciones Unidas

Refugiados nigerianos que regresaban de Camerún esperan para inscribirse en el campamento Banki en el norte de Nigeria. Foto ACNUR / Romain Desclous

22 de junio, 2017 — Un gran número de refugiados nigerianos acogidos en Camerún regresa al noreste de Nigeria, en una situación “peligrosamente no preparada para recibirlos” según el jefe de refugiados de las Naciones Unidas.

“Estoy convencido de que los retornos no son sostenibles en este momento”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, en un comunicado de prensa.

Hace tres semanas, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtió sobre la situación de la ciudad fronteriza nigeriana de Banki, a donde regresaban miles de personas.

“Faltaban albergues, había gran hacinamiento, los suministros de agua y las instalaciones de saneamiento eran totalmente inadecuadas, la ayuda humanitaria era escasa, y con la temporada de lluvias acercándose, había riesgo de contraer enfermedades. Incluso antes de los retornos, Banki acogía a unos 45.000 desplazados internos”, señaló el señor Grandi.

“Ahora”, continuó “otros 889 refugiados nigerianos, la mayoría de ellos niños, han llegado. Han viajado desde el campamento de Minawao en Camerún, llegaron a Banki el 17 de junio.”

El Alto Comisionado explicó que el ACNUR ya ha intensificado los esfuerzos de información en el campamento de Minawao para garantizar que se dé a los refugiados la información precisa sobre la situación en Banki antes de que decidan regresar.

“En Banki, debe priorizarse un esfuerzo interinstitucional fortalecido para hacer frente a la situación existente.”, continuó. “Trabajamos con las autoridades y actores humanitarios para asegurar que los repatriados sean rápidamente evaluados y reciban alimentos, refugio y otros servicios domésticos básicos.”

El señor Grandi señaló: “Los recién llegados, y según informes más refugiados buscan regresar, ponen presión a los pocos servicios existentes. Al ya comenzar la temporada de lluvias, una nueva emergencia tiene que evitarse a toda costa.”

Concluyó destacando que la Comisión Tripartita, establecida por el ACNUR y los gobiernos de Nigeria y Camerún, debe celebrar su primera reunión lo antes posible para establecer las condiciones mínimas necesarias para los retornos y discutir sobre cómo abordar estos movimientos espontáneos.

 

Traducción no oficial realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú.

Lima, junio de 2017