El desminado es vital para el éxito de los mandatos de paz de las Naciones Unidas, dijo el Consejo de Seguridad

La remoción de minas en Tombuctú, Mali. Foto: MINUSMA / Marco Dormino

14 de junio, 2017 — La mitigación de las amenazas planteadas por las minas terrestres y otros restos de explosivos de guerra es vital para el éxito de las misiones políticas de las Naciones Unidas y para el mantenimiento de la paz, así como también para la entrega de ayuda humanitaria, el retorno de las personas desplazadas y el desarrollo sostenible, dijo hoy un Alto Funcionario de las Naciones Unidas al Consejo de Seguridad.

“Como componente integrado del mantenimiento de la paz y de las misiones políticas especiales, el desminado es fundamental para la seguridad, protección y  movilidad del personal de las misiones, así como para la implementación efectiva y eficiente de los mandatos, junto con su importancia urgente para la protección de la población civil, en especial de niños y mujeres” dijo durante un debate temático Alexander Zuev, Secretario General Adjunto para el Estado de Derecho y las Instituciones de Seguridad del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz.

El debate, titulado “Enfoque Integral de Actividades Relativas a las Minas y de Mitigación de Riesgos de Explosión”, fue propuesto por Bolivia, que ocupa la presidencia del Consejo durante este mes. Los riesgos de explosión han sido una preocupación fundamental, especialmente para los países que aportan contingentes. Nathalie Ochoa Nina, del Servicio de las Naciones Unidas de Actividades Relativas a las Minas en Colombia también habló en la reunión.

Al explicar cómo las actividades relativas a las minas contribuyen a las actividades de las Naciones Unidas sobre el terreno, el señor Zuev dijo que, por ejemplo, en Irak, las campañas de educación sobre el riesgo y las operaciones humanitarias de remoción de artefactos explosivos improvisados permiten el retorno seguro de los desplazados y las poblaciones, así como la entrega de asistencia humanitaria. En Sudán del Sur, el uso de perros detectores de explosivos asegura que los sitios que albergan a los civiles están libres de riesgos explosivos, agregó.

Continuó explicando la razón por la que la destrucción de minas antipersonal, restos explosivos de guerra y artefactos explosivos improvisados es vital para la prevención de conflictos, ya que esos materiales explosivos podrían ser “reciclados” para construir nuevos artefactos explosivos improvisados.

También dijo que contratar a ex soldados en el campo de la remoción de minas podría ayudar a crear condiciones propicias para la paz.

El Servicio de las Naciones Unidas de Actividades Relativas a las Minas (UNMAS) también coordina la elaboración de normas para la eliminación de artefactos explosivos improvisados. Estas normas, que se espera que se completen para el 72º período de sesiones de la Asamblea General, asegurarán la conformidad en la capacitación, el equipamiento y las operaciones, dijo el señor Zuev.

Traducción no oficial realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú.

Lima, junio de 2017