En su discurso ante la Junta, el jefe de energía atómica de las Naciones Unidas aborda la cuestión de las salvaguardias en la República Popular Democrática de Corea

Director General del OIEA Yukiya Amano suministra declaración introductoria a la Junta de Gobernadores 1460a reunión en Viena, Austria. Fotografía: Dean Calma / OIEA

13 de junio, 2017 —  El jefe del organismo de energía atómica de las Naciones Unidas informó hoy a su Junta Directiva sobre las actividades del mencionado organismo, así como sobre las cuestiones de salvaguardias nucleares con la República Popular Democrática de Corea (RPDC) e Irán y las contribuciones de la tecnología nuclear al desarrollo de los países.

“Estoy sumamente preocupado por el programa nuclear de la República Popular Democrática de Corea”, dijo el Director General de la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, a la Junta de Gobernadores del Organismo. “Es profundamente lamentable que la República Popular Democrática de Corea continúe mostrando indicios de que no está dispuesta a cumplir con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

A principios de este mes, el Consejo de Seguridad condenó enérgicamente las actividades de la República Popular Democrática de Corea en materia de armas nucleares y desarrollo de misiles balísticos. Además, decidió extender las sanciones existentes a más personas y entidades.

El señor Amano pidió a la República Popular Democrática de Corea cumplir plenamente con sus obligaciones contraídas en virtud de esas resoluciones, cooperar con prontitud con la Organización y resolver todas las cuestiones pendientes, incluyendo las que hayan surgido durante la ausencia de inspectores del organismo en el país.

También expresó su intención de mejorar la disposición del organismo para desempeñar una función esencial en la verificación del programa nuclear de la República Popular Democrática de Corea.

Sobre Irán, el señor Amano dijo que el organismo verifica y monitora la implementación de todos los compromisos del país relacionados con la energía nuclear bajo el Plan de Acción Integral Conjunto, un acuerdo alcanzado entre negociadores internacionales e Irán.

Dijo que el organismo sigue verificando la no desviación de los materiales nucleares declarados por Irán en virtud de su acuerdo de salvaguardias, con evaluaciones continuas sobre la ausencia de materiales nucleares no declarados y las actividades en Irán.

El señor Amano dijo que el Organismo Internacional de Energía Atómica recibió una invitación para ser representado en la segunda sesión de la Conferencia de las Naciones Unidas para negociar una prohibición jurídicamente vinculante de armas nucleares que se celebrará en Nueva York del 15 de junio al 7 de julio.

“Después de esta reunión de la Junta, planeo responder al Presidente de la Conferencia, teniendo en cuenta todos los factores pertinentes”, dijo.

En cuanto a la cooperación técnica, explicó cómo la tecnología nuclear puede contribuir a la salud, la agricultura y otros aspectos del desarrollo sostenible, citando ejemplos sobre cómo los pacientes con cáncer o artritis en Sri Lanka se beneficiaron de los procesos terapéuticos basados en radioisótopos mejorados y sobre cómo el apoyo del organismo hizo posible para los expertos analizar pesticidas en cultivos en Panamá.

En cuanto a energía nuclear, informó que hay 449 reactores de potencia en funcionamiento en 30 países. Actualmente, la capacidad nuclear instalada es la más alta que ha habido, con 392 gigavatios eléctricos. Se conectaron veinte reactores nuevos a la red en los últimos dos años, el número más alto desde los años 80. Y añadió que se están construyendo sesenta reactores de potencia en todo el mundo, especialmente en Asia.

Traducción no oficial realizada por el Centro de Información de las Naciones Unidas para el Perú.

Lima, junio de 2017