El Alto Comisionado celebra que Venezuela vaya a investigar las muertes en las protestas

Rupert Colville, portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. Foto de archivo: ONU

19 de mayo, 2017 — La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos expresó preocupación este viernes ante la situación de Venezuela, donde las protestas continúan circundadas de violencia.

Según el Alto Comisionado, la pérdida de vidas en las manifestaciones contra el gobierno es una situación alarmante.

Rupert Colville, portavoz de esa oficina en Ginebra, declaró que celebra el anuncio del fiscal general de Venezuela de abrir una investigación sobre los fallecimientos. Hasta el momento se han confirmado 42 muertos, en un contexto de creciente tensión y graves dificultades económicas.

“Hay acusaciones de uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades. Quiero recordarles que es importante que operen respetando las leyes internacionales. También hay reportes de violencia de grupos armados y proliferación de armas, por lo que instamos a los manifestantes a usar medios pacíficos. Es muy alarmante lo que está sucediendo en Venezuela”, declaró Colville.

El portavoz agregó que la decisión de quitarle el pasaporte al líder opositor Henrique Capriles no ayuda a reducir la tensión entre las partes.

Capriles se iba a reunir con el Alto Comisionado Zeid Ra’ad Al Hussein en Nueva York, pero su abogado tomará su lugar, informó Colville.