Atentado con explosivos causa la muerte de niños que regresaban de la escuela en Afganistán

La jefa de la UNAMA y representante especial de la ONU en Afganistán, Pernille Kardel. Foto: UNAMA/Fardin Waezi

17 de febrero, 2017 — La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) condenó el atentado cometido en la principal carretera de la provincia de Paktika, que causó la muerte de doce civiles, entre ellos ocho niños que regresaban de la escuela.

El ataque, ocurrido el jueves, se llevó a cabo con artefactos explosivos improvisados plantados en el camino entre las localidades de Pirkoti y Urgun. En la explosión también resultaron heridas cuatro personas, tres menores y un adulto.

La jefa de la UNAMA y representante especial de la ONU en el país, Pernille Kardel, lamentó que los niños hayan sido las principales víctimas del uso indiscriminado de esas armas ilegales.

“Hay un mensaje muy simple a los responsables: dejen de usar armas si de verdad les interesa salvaguardar a los civiles y a las futuras generaciones del país”, apuntó.

El 2016 fue el año en que más víctimas de explosivos improvisados se han registrado en Afganistán, con 2.111 civiles muertos y heridos. UNAMA empezó a llevar esos registros en 2009.