15 de julio – Día Mundial de las Habilidades de la Juventud

14-7-2

En 2013, la ONU estimaba el número de jóvenes desempleados a nivel mundial en 74,5 millones, la mayoría de los cuales vivían en países en desarrollo. Según la organización Internacional del Trabajo, la exposición de los jóvenes al desempleo es tres veces superior a la de los adultos. Uno de cada cinco jóvenes, o 125 millones, están trabajando, pero viven en la miseria (menos de 1 dólar al día). El problema del desempleo juvenil es una gran preocupación tanto para los países industrializados como los en desarrollo.

Desarrollar las aptitudes es el principal mecanismo que permite a los jóvenes hacer una transición sin problemas al mundo laboral. En diciembre de 2014, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución que declara el 15 de julio como el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud. El objetivo es lograr mejores condiciones socio-económicas para los jóvenes de hoy como un medio de hacer frente a los problemas del desempleo y subempleo.

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de las Habilidades de la Juventud

15 de julio de 2016

El mundo de hoy tiene la generación de jóvenes más numerosa de la historia, y la comunidad internacional reconoce cada vez más sus necesidades y posibilidades. Estoy orgulloso de haber hecho de las cuestiones de la juventud una prioridad, entre otras cosas al haber nombrado al primer Enviado para la Juventud para que sirva de enlace entre las Naciones Unidas y los jóvenes del mundo.

El tema ha adquirido mayor importancia en la agenda mundial en un momento crítico. Los jóvenes son la clave del futuro adelanto de la sociedad, pero con demasiada frecuencia se enfrentan a barreras para su progreso personal. Más de 73 millones de jóvenes están desempleados, con lo que tienen tres veces más probabilidades que los adultos de carecer de trabajo.

La agitación que hoy reina en muchas sociedades hace aún más urgente enfrentar la cuestión del desempleo de los jóvenes. Son demasiados los jóvenes de los países en desarrollo atrapados en la pobreza de los trabajadores como resultado de la irregularidad de los empleos. Trabajan duro, pero no cuentan con empleo formal ni protección social. El número de personas que ingresan el mercado laboral es mayor que el de puestos de trabajo que se crean.

Como es comprensible, los jóvenes buscan seguridad financiera, satisfacción personal y el propósito vital que da un empleo significativo. Los dirigentes se han comprometido a ayudarlos en este esfuerzo. En la visionaria Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se exhorta a aumentar considerablemente el número de jóvenes que tienen las competencias necesarias para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento.

Empoderar a los jóvenes mediante el desarrollo de aptitudes fortalece su capacidad para ayudar a hacer frente a los numerosos desafíos que afronta la sociedad, como la pobreza, la injusticia y los conflictos violentos. No hay mejor inversión que ayudar a los jóvenes a desarrollar sus capacidades. Los programas de desarrollo de habilidades que tienen éxito son aquellos que vinculan a los jóvenes a las oportunidades de obtener experiencia y acceder a puestos de trabajo. Es especialmente esencial que las niñas y las mujeres jóvenes adquieran conocimientos en el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación.

La Iniciativa Mundial de las Naciones Unidas sobre Empleos Decentes para los Jóvenes reúne al sistema de las Naciones Unidas, los gobiernos, las empresas, las instituciones académicas, las organizaciones de jóvenes y otros asociados para intensificar la acción y los efectos en ese ámbito.

En este Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, renovemos nuestra determinación de invertir más en el empoderamiento de los jóvenes. Cuando lo hacemos, ellos pueden contribuir mejor a la misión general de las Naciones Unidas de alcanzar la paz duradera, el desarrollo sostenible y los derechos humanos para todos.