Mensaje con motivo de la cuenta atrás de 100 días para el Día Internacional de la Paz

1233393_FULL-LND

Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas

Cada año, en el Día Internacional de la Paz, las Naciones Unidas hacen un llamamiento a los pueblos del mundo para que recuerden su humanidad común y se unan para construir un futuro libre de enfrentamientos. Lo que se nos pide a cada uno de nosotros es que observemos un día de alto el fuego y no violencia a escala mundial y que apliquemos un cese de hostilidades mientras dure el día.

El tema de este año – los Objetivos de Desarrollo Sostenible: componentes centrales de la paz – pone de relieve cómo el fin de la pobreza, la protección del planeta y el logro de una prosperidad ampliamente compartida son factores que contribuyen a la armonía global. Cuando todos trabajamos juntos podemos hacer posible la paz, empezando con las 24 horas de paz del 21 de septiembre.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible fueron aprobados por unanimidad por los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas en una cumbre histórica en septiembre de 2015. Son universales y se aplican a todos los países. Y son fundamentales para conseguir la paz.

El Objetivo 16 se centra específicamente en cuestiones de “Paz, justicia e instituciones sólidas”. Aunque la paz subyace como hilo conductor en todos y cada uno de los 17 Objetivos.

Cuando las personas se sienten seguras en su capacidad para sostener a sus familias, cuando tienen acceso a los recursos que necesitan para vivir una vida saludable y cuando se sienten realmente incluidos en sus sociedades, es mucho menos probable que se enzarcen en conflictos.

Por ello, en los próximos 100 días, debemos reconocer que el desarrollo y la paz son interdependientes y se refuerzan mutuamente. Debemos trabajar juntos para contribuir a promover y conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los líderes del mundo nos han dado una hoja de ruta clara y, siguiéndola, podemos ayudar a construir un futuro de paz y prosperidad.