24 de Septiembre – Día Marítimo Mundial

La Organización Marítima Internacional (OMI) celebra cada año el Día Marítimo Mundial. La fecha exacta queda sujeta a cada uno de los gobiernos, aunque suele celebrarse durante la última semana de septiembre.

Mensaje del Secretario General 
con ocasión del Día Marítimo Mundial

24 de septiembre de 2015

En el transcurso de los milenios, la industria naviera ha unido al mundo transportando las mercancías y los productos que sustentan la economía mundial. Hoy, la navegación es una disciplina moderna y sumamente técnica que requiere una gran cantidad de aptitudes, conocimientos y experiencia de la fuerza de trabajo marítima. Los marinos de hoy en día no pueden adquirir las aptitudes necesarias para desempeñar su trabajo con éxito únicamente mediante experiencias de trabajo o la capacitación en el empleo. Solo es posible construir una industria naviera segura y limpia sobre la base de normas eficaces de educación y capacitación, y ello constituye el tema del Día Marítimo Mundial de este año.

La Organización Marítima Internacional (OMI), que es el organismo especializado de las Naciones Unidas para la seguridad marítima y la protección del medio ambiente, tiene un papel amplio y de larga data en la educación y la capacitación sobre cuestiones marítimas.

Los requisitos básicos de formación, titulación y guardia para la gente de mar a nivel internacional están contenidos en el Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar (Convenio STWC) de la OMI. Además, existen cursos modelo y un marco de fomento de la capacidad que, a través de las instituciones educativas afiliadas (la Universidad Marítima Mundial y el Instituto de Derecho Marítimo Internacional de la OMI), ayudan a que se mantenga un flujo de administradores de alto nivel, encargados de formular políticas y otro personal fundamental a las profesiones y las administraciones marítimas.

De cara al futuro, el elemento humano en la navegación será cada vez más importante a medida que la industria adopte niveles cada vez más elevados de seguridad, prevención de efectos en el medio ambiente y sostenibilidad, y trate de colaborar en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible.

Por todo ello, ahora es más importante que nunca capacitar a las tripulaciones de los buques y a la gente de mar de mañana. El futuro de la navegación depende de la educación marítima.