27 de enero – Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctmas del Holocausto

Banner 27 de enero

El 1º de noviembre del 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7, la cual designa al 27 de enero el Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto. Después de aprobar la resolución, la Secretaría General de las Naciones Unidas denominó este día especial como “un recordatorio importante de las lecciones del Holocausto, una desgracia sin igual que no puede, simplemente, relegarse al pasado y olvidarse”. Los horrores de la Segunda Guerra Mundial suscitaron la creación de las Naciones Unidas. Uno de los mandatos fundamentales considerados en su Carta son los Derechos Humanos para todos, sin distinción de raza, sexo, idioma o religión. El 27 de enero fue elegido el Día Internacional para la Recordación del Holocausto, ya que marca el día en que el ejército soviético liberó el campo de exterminio más grande de los nazis en Auschwitz-Birkenau (Polonia), en 1945. Varios países ya consideran este día como recordatorio de las víctimas del Holocausto.

MENSAJE DEL SECRETARIO GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, BAN KI-MOON, EN EL DIA INTERNACIONAL DE CONMEMORACIÓN EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO
27 de enero 2015

Hoy hacen exactamente setenta años, que las fuerzas aliadas liberaron Auschwitz Birkenau, el conjunto de campos de concentración y exterminio de la Alemania nazi.

Más de un millón de presos, principalmente judíos, fueron brutal y sistemáticamente asesinados en el lugar donde los nazis introdujeron el concepto monstruoso de “asesinato industrializado”. Entre las otras víctimas había polacos no judíos, presos políticos, prisioneros de guerra soviéticos, gitanos rumanos y sinti, homosexuales, discapacitados y miembros de la religión Testigos de Jehová.

Sin precedentes en la historia humana, este asesinato masivo fue motivado por una ideología perversa, basada en la creencia de una supuesta superioridad racial de los nazis quienes trataron de rastrear y matar a cada judío en Europa y a cualquier otra persona perteneciente a grupos considerados inferiores.

En el pasado la humanidad se unió para superar la amenaza nazi. Hoy día, esta unión está siendo puesta a prueba nuevamente. Las minorías en todo el mundo se enfrentan a menudo a la intolerancia. Las tensiones sectarias y otras formas de intolerancia van en aumento. Los ataques antisemitas continúan, y todavía muchos judíos son asesinados únicamente porque ser judíos. Las comunidades vulnerables de todo el mundo siguen enterrando a sus muertos mientras viven con el temor a más violencia.

La misión de las Naciones Unidas fue moldeada por las tragedias de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. Nuestro deber es proteger a los vulnerables, promover los derechos humanos fundamentales y apoyar la libertad, la dignidad y el valor de cada persona.

Durante la última década, el Holocausto y el Programa de Divulgación de las Naciones Unidas ha movilizado a los estudiantes y educadores de todo el mundo para ayudarnos a alcanzar estas metas. Estamos muy agradecidos a nuestros muchos asociados – incluyendo sobrevivientes del Holocausto – que han contribuido a esta obra, que abarcó 42 países en el último año.

La violencia y los prejuicios que vemos todos los días son crudos recordatorios de la distancia que aún falta para la defensa de los derechos humanos, la prevención del genocidio y la supervivencia de nuestra humanidad. Debemos redoblar nuestros esfuerzos para erradicar las profundas raíces del odio y la intolerancia. Las personas de todo el mundo debemos unirnos para detener los ciclos de la discordia y construir un mundo donde prevalezcan la inclusión y el respeto mutuo.

Traducción no oficial realizada por el CINU Asunción